Una de las formas más utilizadas para aumentar la capacidad de suministro de gasoil es conectar dos o más depósitos. La normativa en vigor establece que es posible instalar hasta cinco depósitos de gasoil a través de un tubo sifón, que permite el paso de combustible entre los depósitos sin que se presenten fugas. Se debe considerar que no está permitido conectar los depósitos por su zona inferior.

La necesidad de aumentar la capacidad de suministro de gasoil puede deberse a distintas razones. Puede ser que las necesidades de calefacción hayan aumentado debido a que se pasa más tiempo en el hogar debido a la implementación del teletrabajo o bien a que ahora hay más personas en casa, lo que implica un incremento en el consumo de gasoil.

Si dispones de un depósito pequeño será necesario realizar recargas de manera continua. En caso de no haber realizado la instalación de gasóleo o si necesitas renovarla, lo más recomendable es contar con un depósito con la capacidad adecuada. Un depósito de 1.000 litros debe cubrir las necesidades de calefacción de una vivienda unifamiliar al menos durante dos meses y medio (75 días).

Sin embargo, si cuentas con un depósito en buen estado, lo más recomendable es conectar otro, es decir, conectar dos depósitos de gasóleo para contar con mayor capacidad de almacenaje y suministro. Así, tendrás una menor dependencia en el suministro de gasoil a domicilio al aumentar el tiempo para realizar un nuevo pedido de gasoil.

Además, también puedes aprovechar cuando los precios del gasoil son bajos, ya que así podrás contar con una mayor capacidad de almacenamiento, es decir, que podrás esperar para comprar este combustible cuando llegue a su precio mínimo.

Como recomendación final, considera que para diseñar o realizar cualquier instalación de un depósito de gasoil debes consultar con un profesional certificado que cuente con experiencia y garantice el trabajo realizado.

También disponible en: Català