Gracias a las nuevas tecnologías y a las normativas que mejoran la eficiencia energética las calderas de gasóleo están mejorando sustancialmente en su eficiencia y ahorro.  Sobretodo, en cuanto al consumo de combustible en gasóleo con nuevos equipos, como son las calderas de condensación para nuestro hogar.

Hoy queremos hablaros sobre los beneficios de tener una caldera de condensación de bajo consumo. Además de ser una alternativa más respetuosa con el medioambiente, comprobarás que son muy útiles para ahorrar energía en los meses de invierno.

5 Beneficios de las calderas de condensación de gasóleo frente a las bajas temperaturas

 

  1. Una caldera de condensación de bajo consumo puede llegar a economizar hasta un 40 por ciento de combustible en relación a otros aparatos. Por lo tanto, en poco tiempo, habrás amortizado la inversión inicial del equipo y de su instalación.
  2. Existen subvenciones para la compra de calderas de condensación, con las que podrás ahorrar una interesante cantidad de dinero.
  3. Podemos regular la temperatura de la caldera usando el termostato, con lo que podrás economizar bastante dinero.
  4. Las calderas de condensación funcionan tanto con gasoil como con gas. Así pues, podrás ahorrar hasta un 40% en el gasto energético.
  5. La caldera de baja temperatura son de bajo consumo y eficiencia dado que consiguen aprovechar al máximo la energía y ahorran entre un 20% y 40% de combustible con referencia a las tradicionales. Tienen la particularidad de que funcionan únicamente con gasoil, pero son realmente útiles si la demanda de calor no es demasiado alta.

En definitiva, con una caldera de gasóleo por condensación para la vivienda obtendrás un buen mantenimiento y ahorro a largo plazo, con características especiales y que debemos intentar entender cómo funcionan.

Desde Petrolis Figueres, te animamos a probar las calderas de bajo consumo que funcionan con gasoil. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para el suministro del combustible.

 

También disponible en: Català